No está conectado - Modo Consulta
Contador de visitas
[Jueves 29-11-2012 11:06:09]    Administrador
Tener unos kilos de más no debe ser unas excusa para no disfrutar de la bicicleta. Por verguenza, desgana, o ideas equivocadas hay muchas personas con sobrepeso que ven la bicicleta más como un castigo o tortura que como lo que realmente es: Una forma económica, sana y divertidad de pasear o desplazarnos por nuestra ciudad, y que sin duda nos ayudará a rebajar algunos kilitos aunque este no sea el fin.

Charlotte Cooper, una londinense orgullosa de sus kilos y aficionada a la bicicleta nos da una serie de consejos bastante interesantes.
Charlotte Cooper

Los efectos negativos de una dieta yoyó en el cuerpo y en el alma han sido bien documentadas, así que ¿por qué seguir este camino? Después de un tiempo amenazando mi salud con métodos como éstos y sabiendo que el 98% de las personas que siguen estas dietas recuperan de nuevo el peso, a muchos de nosotros no nos interesa seguir castigándonos con fantasías. En su lugar, es mejor integrar la gordura con la salud y aprender a desarrollar una apreciación sana de nuestros cuerpos, cualquiera que sea su tamaño. Algunas culturas menosprecian a las personas obesas y las relacionan con la pereza, la codicia y la fealdad, y muchos de nosotros llegamos a creer que esto es verdad. Afortunadamente, montar en bici nos puede ayudar.

Si eres gordo es probable que la última vez que te planteaste montar en una bici, fuera como un medio para perder peso ¿Ésto hace que veas ir en bici como una obligación, te haces una mala imagen de ti mismo y sufres ansiedad por la presión? Es poco probable que estas sensaciones te hagan sentir bien y emocionado cuando vas en la bici.

Existen muchas razones que hacen que la gente con sobrepeso sea reticente a subirse al sillín. Quizás no hemos montado en bici desde que éramos niños, o puede que nunca hayamos aprendido. También es probable que lo asociemos más a un castigo para perder peso que a una actividad de la que podemos disfrutar por derecho propio. Algunos se preocupan al ver que no están en buenas condiciones físicas y ésto, combinado con un acoso emocional —o incluso el temor a sufrirlo— es suficiente para quitar de la cabeza la idea de un paseo en bici. Incluso la gente con mayores problemas de sobrepeso llegan a preocuparse por si estropean la bici o por si se hacen daño ellos mismos, además de la dificultad añadida de encontrar la ropa apropiada.

Como ciclista gorda, ésta ha sido también mi experiencia. Aquí hay algunos consejos que he recopilado durante años y que pueden ayudar a muchos otros como yo:

Consigue una bici donde quepas

Aunque de niños éramos unos ciclistas activos, durante muchos años de nuestra edad adulta, mi novia y yo creíamos que éramos físicamente incapaces de pedalear. ¿La razón? Teníamos bicis de montaña. Simplemente no había espacio suficiente para nuestro vientre, y nuestras muñecas tenían que soportar todo el peso del cuerpo. En un viaje a Alemania, nos dimos cuenta de las posibilidades de las bicis europeas. ¡Fueron construidas para nosotras, fáciles de montar, y de repente nos sentimos como unas "superwoman"! Entonces nos compramos unas grandes bicis holandesas, robustas, pesadas, irrompibles y extremadamente cómodas, con un ancho sillín lo suficientemente fuertes para llevarnos a donde necesitábamos ir. ¿La lección? No subestimes el poder del diseño en las bicis cuando consideres comprarte una.

No te preocupes si no estás en forma

Para ser ciclista, no tienes que ser como esos mensajeros embutidos en licra que zigzaguean rápidamente entre el tráfico. Márcate un ritmo que te siente bien, trabaja con las capacidades de tu cuerpo —no en contra de ellas— y sé bondadoso contigo mismo. Si una vuelta al parque es suficiente, entonces que así sea. Rompe con los viajes largos, sube tu bici al tren o llévala en el coche. ¿Te tiemblan las piernas? Practica en caminos tranquilos. Hay más de una forma de ser ciclista: si quieres fortalecer tu forma física, puedes ir pedaleando a hacer la compra, o si eres feliz dando un simple paseo ocasional, también es perfecto.

Aprende cómo tratar a aquellas personas que te molestan

Cada persona con sobrepeso tiene una deprimente historia que contar sobre la hostigación y burla que sufre en la calle. Y un ciclista gordo es un blanco fácil para comentarios desagradables. Probablemente tengas tu propia manera de tratar con esas personas que molestan, aunque ignorarlas es la mejor política. Eso sí, es más fácil decirlo que hacerlo, especialmente si te sientes frágil sobre la bicicleta y en el punto de mira. Sin embargo, no dejes que esa gente ignorante llegue a ti y sé amable contigo mismo.

Improvisa tu equipo

La mayoría del engranaje de las bicis está sólo disponible en tamaños pequeños, de modo que tienes que utilizar un poco tu imaginación. No te desanimes si las cintas reflectantes no te valen, compra más de una y pégalas con cinta adhesiva. Puedes conseguir prendas impermeables de gran tamaño en algunos proveedores industriales o comprar una capa para la lluvia. Algunas tiendas de deporte venden ropa de tallas grandes. Si no encuentras nada en tu zona, simplemente vístete con lo más cómodo. Si tienes tiempo, haznos un favor a todos y presiona al lobby de fabricantes de ropa para producir una gama más amplia de tallas.

No te intimides

Algunos miembros de las comunidades de ciclistas pueden ser muy críticos sobre el peso y el tamaño del cuerpo. No les hagas caso y recuerda que tienes tanto derecho a montar en bici como cualquier otro. Si alguna vez recibes un trato grosero en una tienda de bicis, déjales claro que comprarás en otro establecimiento por la forma irrespetuosa con la que te han tratado. Cuantos más hagamos esto, menos ganarán estos comercios.

Continúa pedaleando

Es fácil que resbales con tu bici o cometas algún error, especialmente si eres un ciclista nervioso, pero no abandones. Haz del ciclismo algo divertido, vete con un amigo a dar una vuelta, pedalea bajo el sol, compite en las carreras con algunos niños o simplemente haz rodar la bicicleta. Y si ves a otro ciclista gordo, asegúrate de tocar el timbre en señal de solidaridad.


Fuente: CharlotteCooper.net

[Jueves 29-11-2012 12:04:15]    Administrador
Pandemia de obesidad

El sobrepeso se duplica en gran parte de la OCDE en 30 años - España, tercer país con más problemas en niños por el abandono de la dieta mediterránea.

La OCDE, que agrupa a los países desarrollados, habla de ella como "enemigo público número uno". La Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que ha alcanzado cotas de pandemia (no infecciosa) y que afecta a casi todos los países occidentales. La obesidad se ha convertido en uno de los principales problemas sanitarios de los países industrializados. Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) revela que más del 50% de la población de sus países miembros padece sobrepeso, y que uno de cada seis es obeso. Las cifras son aún mayores en Estados Unidos y México, donde uno de cada tres adultos tiene obesidad. En España hay un dato especialmente preocupante: uno de cada tres menores de entre 13 y 14 años está por encima de su peso, un dato que ha convertido a este país en el tercero de la OCDE con mayor sobrepeso infantil. Es alarmante, porque un niño gordo se convertirá, con toda probabilidad, en un adulto enfermo de obesidad.

Los expertos piden más medidas fiscales, sanitarias y educativas

Y de momento, nada de lo que se está haciendo parece atajar el problema. La OCDE sostiene que las políticas desarrolladas por los gobiernos para frenar la pandemia son "insuficientes". Los ministros de Sanidad de los países de esta organización analizarán el estudio a principios de octubre en París. Mientras, los expertos proponen más educación, políticas sanitarias tajantes y medidas fiscales que graven los alimentos más dañinos. Sin un paquete de medidas completo, afirman, dos de cada tres personas pueden llegar a padecer obesidad en los próximos 10 años.

Las consecuencias serían muy graves económica y socialmente. "Las personas obesas mueren entre ocho y diez años antes que las que tienen un peso normal. Además, cada 15 kilos de más aumenta el riesgo de muerte temprana un 30%", apunta el economista especializado en sanidad y director del estudio de la OCDE La obesidad y la economía de la prevención, Franco Sassi. Esta enfermedad está muchas veces acompañada de otras evitables como la diabetes, los problemas cardiovasculares o incluso algunos tipos de cáncer. Además, apunta la OCDE, la obesidad es una enfermedad cara. Los gastos de atención médica para personas obesas son, al menos, un 25% mayores que para gente de peso normal. En España, por ejemplo, esta enfermedad representa, según el Ministerio de Sanidad, el 7% del gasto sanitario español, unos 2.500 millones de euros. Una cifra nada desdeñable.

Esta situación, que según la radiografía de la OCDE ha ido aumentando sin descanso desde los años ochenta, no tiene visos de cambiar. Es más, los expertos de la organización alertan de que, si las cosas siguen así, de aquí a 10 años la proporción de adultos con sobrepeso habrá aumentado, como mínimo, un 10% de media en todos los países.

Del informe destacan las cifras de EE UU. Sin embargo, sus porcentajes, aunque alarmantes, no sorprenden mucho a los especialistas. La obesidad en ese país lleva aumentando sin freno desde hace décadas. Saltan a la vista, por contra, los datos de España o Italia, que han hecho de su alimentación tradicional, la dieta mediterránea, su bandera. "El problema es que la dieta mediterránea ya no se sigue", apunta Roberto Sabrido, director general de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (Aesan), dependiente del Ministerio de Sanidad. "Ha cambiado nuestra manera de comer al igual que nuestra manera de vivir. Las pautas sociales y familiares", dice. Sassi comparte la opinión: "La variación se ve sobre todo en los niños. Todo ha cambiado, ya no se come en familia y los alimentos y el tiempo dedicado a la comida no es el mismo. La obesidad y el sobrepeso han aumentado a niveles sin precedentes", afirma el director del informe.

El problema no es solo estético, es de salud, recuerda un especialista

En España, el 63% de los hombres y el 45% de las mujeres tiene sobrepeso. Pero más alarmante aún es que el 33% de los niños padecen esta enfermedad. Un problema que, afirma Sabrido, va más allá de lo estético, sino que afecta gravemente a la salud. Como la OMS, habla de "pandemia no infecciosa", y alerta de que la obesidad es la segunda causa de muerte evitable, después del tabaco. "Hay que concienciar de que el chaval no está fuerte, sino obeso. En España se ha duplicado la obesidad infantojuvenil en los últimos 15 años", dice.

El sedentarismo y la mala alimentación acrecientan la patología

El entorno importa. Un niño con alguno de sus progenitores obeso tiene tres o cuatro veces más probabilidades de padecer esta enfermedad, según el estudio. Y no solo por el componente genético; la alimentación, la actitud hacia la comida y el sedentarismo también son importantes. "Vivimos en un ambiente obesogénico. No podemos cargar toda la culpa en si nos alimentamos mal. Si no nos movemos también tendremos obesidad; y los niños pasan casi tres horas al día frente al televisor o la videoconsola", dice el director de la Aesan.

Sassi también pone el acento en el problema de la obesidad infantil. Cree que nada de lo que se está haciendo es suficiente y habla de que además de firmes políticas educativas y sanitarias habría que establecer una regulación fiscal hacia los productos alimenticios que más obesidad provocan. "También hay que establecer acuerdos con la industria alimentaria", asegura.

Sabrido reconoce también que, a la vista de los datos, lo que hay es insuficiente, aunque afirma que habrá que esperar al menos un lustro para saber si los planes actuales para frenar la obesidad, sobre todo en niños, están dando resultado. Se refiere, por ejemplo, a políticas como la de eliminar los bollos y los refrescos de las máquinas expendedoras y cafeterías escolares para dificultar que los niños consuman alimentos demasiado ricos en grasas y azúcares. El director de la Aesan no se muestra, sin embargo, partidario de gravar determinados alimentos. "Pueden derivar el consumo hacia otros. Lo fundamental es la educación", dice.

El informe de la OCDE apunta otro dato. La obesidad se ceba con las personas de nivel social y educativo más bajo. Sus tasas en personas con menos poder adquisitivo es mayor. Es la pescadilla que se muerde la cola, la comida basura puede ser mucho más barata en algunos países que un tipo de alimentación más sana, rica en frutas y verduras. En España, las diferencias sociales respecto a la obesidad afectan de manera importante a las mujeres, las que tienen un nivel de educación bajo tienen una probabilidad 3,5 veces mayor de tener sobrepeso que aquellas con un nivel educativo más alto. La diferencia social es menor entre los hombres.


Fuente: El Pais - Archivo
[Jueves 29-11-2012 12:10:29]    Administrador
Expertos catalogan a la obesidad como una "pandemia" en América Latina

Domingo 30 de Septiembre de 2012

La Asociación Latinoamericana de Academias Nacionales de Medicina, España y Portugal (ALANAM), celebrada este fin de semana en Madrid, concluyó con que "ningún sexo, edad ni grupo étnico es respetado por la pandemia de la obesidad, cuya prevalencia/incidencia crece".

Integrantes de la asociación, señalan que existe un mayor riesgo de sobrepeso y obesidad en relación inversa con los niveles socioeconómicos y educativos, sobre todo en los países menos desarrollados.

Esta "pandemia" ataca a los países como México, Bolivia o Brasil, en los que el sobrepeso "convive" o se solapa con la desnutrición severa, más o menos encubierta, incluso en miembros de una misma comunidad o familia étnica específica o no.

"Es el resultado de una compleja interacción entre genes y factores ambientales", señalaron los expertos.

La prevalencia de sobrepeso-obesidad es mayor en el sexo femenino; menos en Argentina, Portugal y España, así lo informó la asociación.

"En síntesis, prevenir es mejor que curar y la lucha debe ser contra la obesidad y no contra el obeso", aclararon los especialistas.

En este sentido, destacan las propuestas preventivas que plantean países como Argentina, México, Perú, Venezuela o Brasil, alentadas por las autoridades nacionales, asociaciones privadas y profesionales.


Fuente: telesurtv.net
© curriqui.es
Amigos de la bicicleta

Aficionados a la bicicleta todo terreno y al ciclismo urbano
Contacto: administrador@curriqui.es