No está conectado - Modo Consulta
Contador de visitas
[Martes 14-01-2014 14:48:44]    Paco Martínez Vega
Cada año se venden en Amsterdam más de un millón de bicicletas, pero también se recogen de sus canales entre 12.000 y 15.000. Aunque muchas de ellas se reciclan, la gran mayoría acaba en chatarra.



No es una imagen nueva, pero sigue impresionando: una especie de grúa marítima extrae con su brazo una ingente cantidad de bicicletas oxidadas de los canales de Amsterdam. Y es que, al parecer, la capital holandesa cuenta con más bicicletas que habitantes registrados.

Iniciativas como Roetz, que recicla, repara y pinta modelos que se han desechado, surgen cada vez con más fuerza. El objetivo: reparar estos modelos con materiales sostenibles -como madera de haya y bambú- y convertirlas en elegantes bicicletas que puedan volver a ser utilizadas. Con un aspecto clásico y distinguido, estas bicicletas destacan además por el cuidado de los más pequeños detalles.

"Sustainable Style"

Además, Roetz va más allá, formando a sus trabajadores -que provienen de diferentes centros sociales- en el trabajo de la pintura, madera o el mantenimiento de la bicicleta. Una iniciativa solidaria y sostenible que ofrece una "segunda vida" -como ellos mismo afirman- a las bicicletas, pero también a personas en riesgo de exclusión social.


Fuente: Ciclosfera.com
© curriqui.es
Amigos de la bicicleta

Aficionados a la bicicleta todo terreno y al ciclismo urbano
Contacto: administrador@curriqui.es