No está conectado - Modo Consulta
Contador de visitas
[Lunes 06-01-2014 19:47:28]    Paco Martínez Vega
La autoridad de tráfico en la capital del estado de Oregón, reportó cero fatalidades en cuanto a accidentes en los que se viera involucrado algún ciclista, pero lo que hoy parece ser una proeza, es un hecho que se ha repetido en más de una ocasión contando con un record de cero fatalidades ciclistas en los años 1999, 2000, 2002, 2006, 2008, 2010 y ahora el 2013 año en que ningún ciclista perdió la vida a consecuencia de un accidente de tráfico.

La ciudad de Portland en el estado de Oregón, posiblemente sea la ciudad con una mayor cultura ciclista de américa del norte. Además cuenta con un sólido y prolongado fomento de la movilidad en dos ruedas, con lo que está proporcionando seguridad a sus ciclistas.

En Portland, cerca de un 8 por ciento de los ciudadanos usan la bici como medio de transporte para viajar a sus trabajos, lo que equivale a la mayor proporción en una ciudad estadounidense y supera diez veces el promedio de ese país.

Posee 400 kilómetros de carriles bici y cuenta con una red de ciclovías conectada con los barrios urbanos, por lo que un ciclista y un automovilista comparten con seguridad las jornadas diarias de transporte. Además el gobierno local ofrece bicicletas a bajo costo para aquellas personas de menores recursos que quieren utilizar la bici como medio de transporte y que residan en la ciudad.

Un transporte público incluyente y con accesibilidad para los ciclistas hacen posible realizar con facilidad viajes intermodales, una densa red de ciclovías conectan con lugares de interés como: escuelas, centros laborales, hospitales, centros recreativos y zonas comerciales, haciendo factible la movilidad en bicicleta de manera segura.

La ciudad lleva décadas comprometida con lograr que más gente use la bicicleta como un medio de transporte sostenible y seguro. Esto significa que a mayor número de ciclistas en las calles (especialmente mujeres) mayor seguridad se obtiene, y mayor es la inversión en infraestructura. Gracias a la leyes de tráfico y a la cultura vial de la ciudad, sus calles, avenidas y carreteras se vuelven más seguras y no sólo para los ciclistas.


Fuente Cletofilia.com
© curriqui.es
Amigos de la bicicleta

Aficionados a la bicicleta todo terreno y al ciclismo urbano
Contacto: administrador@curriqui.es