No está conectado - Modo Consulta
Contador de visitas
[Viernes 09-08-2013 17:01:26]    Paco Martínez Vega
• Un nuevo escenario en Sierra Nevada, donde las tablas de esquí son sustituidas por las bicicletas y las botas para hacer senderismo.

La ola de calor que Granada está sufriendo en estos días da una pequeña tregua a tan sólo unos kilómetros de la capital. Sierra Nevada se postula como una de las mejores opciones para escapar de las altas temperaturas veraniegas a la vez que se disfruta de la naturaleza y el aire limpio y fresco de la alta montaña.

Como cada año durante la época estival, la sierra cambia su tradicional manto blanco por otro más vivo y colorido: el de los borreguiles, las zonas verdes que se forman alrededor de los riachuelos provenientes del deshielo. El deporte continúa siendo el principal aliciente para subir a Sierra Nevada, pero durante el verano cambia de nombre y tanto el senderismo como los descensos en bicicleta de montaña se convierten en las principales ofertas de Cetursa para este verano, aunque no son las únicas. Con todas ellas se espera superar los 20.000 visitantes registrados en el verano del pasado año.

De estas cabeza de cartel, los senderos de fusión de la nieve es quizá la opción más asequible para casi todo el mundo. Personas de todas las edades, familias enteras o simplemente grupos de amigos se reúnen cada día -y especialmente durante los fines de semana- y disfrutan de un agradable paseo por las faldas del pico del Veleta. Se han previsto cinco rutas de senderismo diferentes, aunque muchas de ellas son intercambiables y se puede empezar por una y acabar por otra. De estas cinco, tres -conocidas como naranja, azul y negra- comienzan en la zona de Borreguiles tras subir en el telecabina del mismo nombre, y dos -roja y verde- lo hacen tras ascender un poco más en el telesilla Veleta, a 3.025 metros de altitud.

La más seguida por muchos de los montañeros es la roja, la "estrella" de todas las propuestas de Cetursa. De hecho, esta ruta es quizá la más visual, pues lleva hasta el pico del Veleta, tercer techo de la Península con 3.398 metros de altura -tras el Mulhacén y el Aneto- y desde el que se pueden apreciar unas increíbles vistas del mar Mediterráneo y Marruecos y, girando un poco más, de toda la Vega de Granada. Además, el camino de pizarra deja paso a lugares asombrosos por los que, aún en agosto, se puede ver y tocar la nieve que queda alrededor de las montañas, al igual que observar la increíble laguna de las Yeguas (destino de las rutas verdes y azul).

Respirar el aire limpio y puro de la alta montaña no se puede hacer sin cierta preparación previa: protección solar, gafas de sol, agua y algo de comer. Pero aún más importante: una buena compañía. El camino hacia arriba acaba haciendo amigos a desconocidos, y al aire fresco se suma el ambiente cálido que el senderismo lleva intrínseco. Así, parejas que comienzan a subir normalmente acaban llegando a la cima en grupos creados en el camino. Grupos donde da igual la procedencia o edad, pues de hecho muchos de los caminantes son extranjeros o de toda la geografía española. También por estos senderos es muy común encontrarse con ciclistas que llegan desde diferentes zonas de la provincia aprovechando la temporada estival.

En un ámbito algo más profesional, las rutas diseñadas para el descenso de bicicletas de montaña son el gran atractivo y novedad de este año. En 2012 se diseñaron tres circuitos, y este verano están cobrando mayor importancia con una mejor adecuación y señalización. Así, los circuitos Veleta, Río y Montebajo están haciendo las delicias de los aficionados a este deporte de alta montaña. Además, para aquellos que quieran empezar ahora, muchas tiendas de snowboard han aparcado las tablas a un lado y han comprado bicicletas -estándares, de rally y de descenso- para poder alquilarlas y dar cursos de formación, pues algunos de los recorridos entrañan bastante dificultad. El ciclismo está así cada vez más cerca de ser otro de los deportes principales de Sierra Nevada. También se ha habilitado el circuito de rally Fuente Alta, de acceso gratuito -para los demás, al ser necesario el uso de los remontes, se ha creado un forfait de temporada por 95 euros con el que se puede hacer uso ilimitado del servicio.

Todas estas opciones se unen a la tradicional oferta de ocio familia, de naturaleza y cultural que la sierra suele preparar cada verano. Ya durante el mes de julio han sido numerosos los campamentos celebrados en el complejo recreativo de Mirlo Blanco, y otros muchos lo harán en agosto. Niños y no tan niños han decido disfrutar de semanas enteras al amparo de Sierra Nevada, lejos de coches, ruidos y el calor angustioso de los últimos días de julio. Tiro con arco, trineo ruso, patinaje, piscina cubierta... son algunas de las opciones más familiares que estarán abiertas hasta el primero de septiembre.

Además de campamentos multiaventura, los mayores también pueden hacer otros deportes. A quien le gusten las emociones fuertes, desde el Camino de los Neveros se organizan vuelos en parapentes biplazas, donde se va acompañado de pilotos profesionales para que guíen y no haya ningún riesgo. Los que prefieran algo más tranquilo, las excursiones a caballo desde la Hoya de la Mora hasta la laguna de las Yeguas puede ser una magnífica opción de disfrutar de la naturaleza de Sierra Nevada.

Todo esto se completa con la celebración de eventos deportivos, que se han convertido en una cita fija para profesionales y aficionados al montañismo en todas sus vertientes. Una de las más importantes, la Vertical Bike Maratón, se celebrará el 31 de agosto. Se trata de un maratón de 24 horas de relevos en un bucle de casi 7 kilómetros en el circuito de Fuente Alta, cerca de Pradollano.

Tema relacionado: Sierra Nevada inaugura el Bikepark con tres circuitos de descenso y uno de rally


Fuente: Granadahoy.com
© curriqui.es
Amigos de la bicicleta

Aficionados a la bicicleta todo terreno y al ciclismo urbano
Contacto: administrador@curriqui.es