No está conectado - Modo Consulta
Contador de visitas
[Martes 23-07-2013 15:00:02]    Paco Martínez Vega
Ahora que llega el verano, las vacaciones y el buen tiempo, los traslados y por consiguiente los transportes de nuestras bicis en nuestros vehículos se multiplican. Os contamos cual es la normativa, los peligros de llevarla inadecuadamente y los distintos dispositivos para transportarlas en nuestros vehículos. Aparte de aspectos como comodidad, seguridad o legalidad, no hay que pasar por alto el asunto de las sanciones, que la DGT pretende incrementar por el transporte inadecuado de las bicicletas en los coches.



Meter la bici en el interior del coche junto con otros bultos o equipajes, la mayoría de las veces abatiendo los asientos traseros y sin ningún tipo de sujeción, para trasladarla al lugar donde queremos emprender una ruta o realizar algo de deporte es una imagen que cada vez resulta más usual. Tanto que, según el informe “El transporte de la bicicleta”, realizado por el RACE (Real Automóvil Club de España) y la compañía aseguradora Caser, es una práctica habitual de casi el 70% de los usuarios de bicicletas.

“En nuestro trabajo de campo –explica José Antonio Sánchez-Trillo, coordinador de Educación Vial del RACE– comprobamos que es muy normal, una vez que acabamos la ruta y volvemos a casa, abrir el maletero, abatir los asientos traseros y, sin más, tirar la bicicleta al interior e iniciar la marcha”. Y lo hacen, además de por comodidad y economía, porque creen que esta es (un 69%, según el informe “El transporte de la bicicleta”) la forma más segura de transportar sus bicicletas.

Una convicción que, en palabras de Sánchez-Trillo, “es muy peligrosa, porque si la carga no va sujeta de forma adecuada y segura, en caso de colisión, las lesiones que pueden provocar en los ocupantes pueden ser irreversibles”. Sánchez-Trillo recuerda que, si se quiere llevar la bici en el interior del coche, se deben “adoptar las medidas necesarias para que las bicicletas no interfieran en los ocupantes y se asegure la libertad de movimientos y el campo visual del conductor”. Para ello, continúa, “es fundamental anclar las bicicletas con ‘eslingas’ o cualquier otro sistema de amarre a las anillas fijas del chasis del vehículo”.



Otro de los errores más comunes al transportar bicis es tapar la matrícula y las luces de señalización con las mismas o con el portabicicletas, e ignorar que, en este caso, es obligatorio colocar en la parte exterior del portabicicletas una placa supletoria con la matrícula y las luces, así como la placa de señalización (V-20). Y es que en general, los usuarios de bicicletas no conocemos la normativa aplicable y las condiciones de transporte.

Las obligaciones si utilizas portabicicletas
  • Placa supletoria.- Asegurarse que la placa de la matrícula y los pilotos traseros son visibles. Si no lo son, es necesario instalar una placa supletoria con matrícula y luces para el portabicicletas.

  • Ojo con la anchura.- Las bicicletas no pueden sobresalir lateralmente. Si eso ocurre, deberán transportarse desmontadas.

  • Hasta un 15%.- El portabicicletas puede sobresalir por la parte posterior hasta un 15% de la longitud del vehículo. Por ejemplo, en un coche de 4 metros podrá sobresalir un máximo de 60 centímetros.

  • Señal V-20.- La carga que sobresale por detrás deberá ser señalizada por medio de la señal V-20. Si la bicicleta ocupa el ancho completo del vehículo, se colocará una señal en cada extremo, configurando una V invertida.

  • En remolque.- Si el portabicicletas se apoya sobre un dispositivo de remolque, la carga (bicicleta portabicicletas) no debe exceder el límite autorizado por el fabricante del remolcador.

  • Segundo retrovisor.- Si es un turismo y el conductor no puede ver por el retrovisor interior, deberá llevar un segundo retrovisor exterior en el lado derecho.

  • Instalación.- Las bicicletas deberán ir perfectamente instaladas para que no se puedan caer, desplazarse, arrastrar, producir ruidos, polvo u otras molestias.



Tipos de portabicicletas
  • De techo.- Deja libre el acceso al maletero y permite una visibilidad total. Es la solución idónea para las bicis más ligeras porque se pueden subir con facilidad al techo. Puede influir en la aerodinámica, producir balanceos de la carrocería e incrementar el consumo.

  • De portón trasero.- Son los más económicos y permiten transportar hasta 3 bicicletas. Se fijan sobre elportón trasero mediante cinchas. Una vez colocadas las bicis no permite el acceso al maletero. Las bicis pueden obstaculizar la visibilidad de la matrícula y pilotos traseros.

  • De enganche.- También llamados de bola. Existen dos tipos: de enganche sencillo y de plataforma. En ambos casos son los más fáciles y rápidos de instalar y de colocar las bicis, además permiten acceder al maletero aunque estén ya cargadas las bicis.

  • De remolque.- Recomendadas para aquellos que necesitan transportar muchas bicicletas. Es necesario instalar en la plataforma portabicicletas de techo para ubicar las bicis. Fácil de cargar y descargar.



Más información en Revista Tráfico y Seguridad Vial.


Fuente: Andalbike.com
© curriqui.es
Amigos de la bicicleta

Aficionados a la bicicleta todo terreno y al ciclismo urbano
Contacto: administrador@curriqui.es