No está conectado - Modo Consulta
Contador de visitas
[Miércoles 03-04-2013 19:46:49]    Paco Martínez Vega
En Australia por ley es una obligación el uso del casco para circular en bicicleta por las calles, lo que originó una notable disminución en el uso de sus sistemas de bicicletas compartidas.

No obstante, el ministro de Transporte Público, Terry Mulder, con el propósito de captar más usuarios en el sistema de bicicleta compartida, puso en marcha un programa para equipar doscientas bicicletas del sistema de bicicletas públicas en Melbourne con casco gratuitos para los usuarios.



El desplome en el uso del sistema de bicicletas compartidas es de preocupación para las autoridades del transporte público en Australia, por lo que ahora los contribuyentes tendrán que aportar los más de 50 mil dólares al mes para subsidiar la compra de cascos que se otorgarán a los usuarios del sistema de bicicletas compartidas.

Los cascos gratuitos serán ubicados en el manillar de la bicicleta y serán puestos a prueba durante tres meses. Los cascos están diseñados para ser compartidos, aunque el gobierno teme que algunos puedan ser robados.

En la actualidad, los usuarios de la bicicleta, así como del sistema compartido de bicicletas públicas, deben traer su propio casco o comprar uno por cinco dólares en una tienda de conveniencia o en las maquinas expendedoras de los mismos que el gobierno ha ido instalando en las calles.

Mulder informa que el sistema de bicicletas compartidas aún no es rentable, razón por la que no se ha extendido como se tenía planeado desde un principio: “Con esta iniciativa pretendemos aumentar la captación de usuarios del sistema. Nos gustaría pensar que llegaremos a un punto en el que llegaría a ser rentable, si es posible."


Fuente: Theage.com.au
© curriqui.es
Amigos de la bicicleta

Aficionados a la bicicleta todo terreno y al ciclismo urbano
Contacto: administrador@curriqui.es