Hay 22 comentarios en el album. Click sobre el nº de la foto para editar comentarios.

1/51 (2)

2/51 (1)

3/51 (4)

4/51  

5/51 (1)

6/51  

7/51  

8/51  

9/51  

10/51  

11/51  

12/51  

13/51  

14/51  

15/51  

16/51  

17/51  

18/51  

19/51  

20/51  

21/51 (1)

22/51  

23/51 (1)

24/51  

25/51  

26/51  

27/51  

28/51  

29/51 (2)

30/51  

31/51  

32/51  

33/51  

34/51  

35/51  

36/51  

37/51 (1)

38/51  

39/51  

40/51  

41/51  

42/51 (3)

43/51  

44/51  

45/51  

46/51  

47/51  

48/51 (1)

49/51 (2)

50/51 (1)

51/51 (2)
Lunes 24-06-2013 [Paco Martínez Vega] - De izquierda a Derecha: Antonio, Diego, Paco, Eduardo, Juanma y Jorge.

Lunes 24-06-2013 [Antonio Murillo Fernández] - Buena ruta con un poquito de todo, algún talegazo, algún pinchazo,trialeras y pendientes entretenidas, muchos cuernos, pero sobre todo un buen grupo con el que pedalear. Gracias por vuestra acogida. Nos vemos en la próxima, a la que llevaremos varias cubiertas, litros de leche de camella y una muleta para Jorge (que se quedó con las ganas de demostrarnos el torero que lleva dentro). Ah, y algo más de agua, que nos quedamos cortitos.



Comentar album Ver album ampliado Ver este album en Google Fotos
Puerto Serrano - Cordel de Algodonales - Cañada de Villamartín - Puerto Serrano
Se inicia en la estación de trenes de la Vía Verde en Puerto Serrano

FechaDomingo 23 de Junio de 2013
Ruta (182)Puerto Serrano - Cordel de Algodonales - Cañada de Villamartín - Puerto Serrano
EstadoHecha
AsistentesPaco Martínez Vega
Eduardo Cruz Fernández
Diego Torres Rodríguez
Jorge Capote Cueto
Juanma Rincon Anguiano
Antonio Murillo Fernández
OrganizaPaco Martínez Vega
Indice IBP88 BYC Detalle del índice IBP
Detalle de la ruta
Distancia:44.1 Kms
Ruta circular:Si - Se inicia y finaliza en Puerto Serrano
Dificultad fisica:Media - Hay tres subidas de más del 10%
Dificultad técnica:Media - Hay varias trialeras curiosas
Duración aproximada:De 4 a 5 Horas
Localidad:Puerto Serrano (Cádiz)
Lugar y hora de partida:Partimos de Puerto Serrano a las 8:00
Lugar de finalización:Puerto Serrano de 12 a 13:00
Medio de transporte:Hasta Puerto Serrano ida y vuelta en coche particular.
Observaciones:Nos vamos desayunados
URL WikiLoc:http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4723168
Archivo GPX:Pto_Serrano_Algodonales_Villamartin_Pto_Serrano.gpx

Ruta circular que parte de la Estación de la Vía verde de Puerto Serrano, hacia el Cordel de Morón y el puente de la Nava en el río Guadalete, para regresar por la Cañada de Jerez a Ronda hasta llegar a la venta de Los Cuatro Mojones. Tiene dos tres subidas exigentes y varios rompepiernas, con tres zonas técnicas de trialeras.

[Martes 25-06-2013] Diego Torres Rodríguez
Crónica de la ruta

Este es mi primer comentario de una ruta y, por tanto, me falta práctica. Más que comentario he hecho un relato de la misma, me lo pedía el cuerpo, y puede resultar un poco largo por ello antes de iniciarlo quiero comentar lo siguiente:
Es una ruta muy bonita, con gran variedad de terreno, carretera, pistas, caminos, sendas, trialeras, pastizales, cancelas, arroyos, vacas, pinchazos, …, que es tanto para disfrutarla admirando los paisajes como pedaleándola.
Se me ha hecho más dura de lo que en principio me esperaba por lo que veía en los papeles, el piso o terreno añade dificultad al trazado.
Habrá que repetirla en otra fecha no tan calurosa y acometer de nuevo la subida por la trialera. Por último comentar que el entorno fue muy agradable, el recorrido se hizo entretenido, aunque demasiadas cancelas, pero lo mejor de todo fue la compañía, he pasado un buen rato con una buena compañía.

Que gran acierto al apuntarme a “Curriqui.es”, debería de haberlo hecho antes, me consuelo con saber que lo bueno está por llegar….

Va mi relato desde Sevilla,

Nos incorporamos a la SE30 a las 7:15 de la mañana, dirección a Puerto Serrano y coincidimos con Paco y Eduardo, nos pusimos detrás de ellos para ir juntos. Ese día me enteré lo mucho que le gusta a Paco hacer procesiones por las gasolineras, yo creo que recorrimos todas las que hay entre Sevilla y Utrera y que también le gusta dar vueltas en las rotondas.
Por suerte en la rotonda de entrada a Utrera la Guardia Civil no nos paró, supongo que pensarían que ya teníamos bastante con lo que nos quedaba por delante.
A las 8:30, un poco más tarde de lo previsto, llegamos al punto de partida. Juanma y Jorge ya estaban allí y preparados para la marcha.

Después de la foto del grupo de rigor y de recibir las amables explicaciones del voluntario de la vía verde iniciamos la marcha.
El entorno era estupendo, rodeado de montañas, la vega del río Guadalete a la derecha, un sol naciente que todavía no calentaba y un recorrido con buen piso y poco desnivel.
Así fueron los primeros 9 Km., con la única novedad del paso por los túneles, por cierto, a Juanma no le gustaba ir el último, decía que el que va el último es el primero en desaparecer o al que se comen primero en las películas.
Poco duraría la tranquilidad y, aunque Juanma ya nos iba contando lo que nos quedaba, yo no me hacía a la idea.

A los 9 Km., mas o menos, giramos a la derecha por la carretera de Coripe a Puerto Serrano, una primera bajada, bien, y cruzamos el Guadalete, una curva y el primer susto, tenemos por delante una subida de algo más de 1 km al 14 %, pues venga, plato chico, piñón grande y paciencia. Fue el primer test para el calentamiento de las piernas, por lo menos el firme era bueno (aclaración, Jorge ahí va en sentido contrario, aunque no se el motivo).

Antes de llegar a la cumbre nos desviamos a la izquierda, paso de cancela y primer aviso. Tras el reagrupamiento y la foto de rigor, seguimos subiendo, con menos pendiente pero con peor firme, las piedras dificultaban la marcha.

Llegamos a la cumbrera, ya vamos por el kilómetro 12, las piernas ya van calientes y con ganas de pedalear, y nos encontramos la bajada por la trialera, esa del video que está en la página Web. En la realidad es bastante más difícil de lo que se aprecia en el video y la bajada final es mortal, ahí se ponen a prueba la eficacia de los frenos y las cubiertas. El bucle que hay al final de esta bajada en el track de la ruta es el recorrido que hay que hacer para frenar una vez que se llega al final, cuando bajaba iba diciendo como el loro del chiste, más terreno más terreno que no freno.
Giramos a la derecha para seguir subiendo pero ya por un camino más practicable y con una pendiente suave, seguimos pedaleando por un entorno magnifico, con vegetación variada y, todavía, una temperatura agradable.

Pasa a una zona con predominio de los descensos y por un camino no tan rodado pero todavía con buen piso, con algunas bajadas graciosas aunque cortas. Por aquí tomamos el “Cordel de Morón”, aunque salvo el cartel se ven pocos vestigios de esta vía pecuaria.
Iniciamos un tramo en el que no hay camino, vamos por unas rodadas sobre el terreno de pastos, aunque las pendientes son suaves el piso dificulta bastante el pedaleo y a veces hay que echar pie a tierra por las piedras o las rodadas. El pasto está bastante alto y hay muchos cardos y las piernas ya llevan las huellas de sus golpes.

Cambiamos de entorno, desaparecen los pastos y entramos en una zona con predominio de pinares y eucaliptos, aquí mejora el terreno, entramos otra vez en caminos transitados, sin piedras ni cardos, pero con restos de leña, parece que alguien se ha dedicado a esparcir trozos de leña de pequeño grosor por el camino. Esto dificulta las bajadas, por la inestabilidad y la posibilidad de que un palo te salte o se meta entre los radios y las subidas, por el fallo de tracción.
Hacemos una pequeña parada para reponer líquidos y fuerzas. Paco se echa un rato y casi tenemos que llamar a Grúas Lozano para que venga a levantarlo. Juanma ya va perdiendo liquido (leche de cabra según Jorge) por la rueda trasera y cada pocos kilómetros tiene que bombear un poco. A este ritmo va a ejercitar más los brazos que las piernas.
Retomamos el pedaleo por esos caminos alfombrados con trozos de leña con subidas y bajadas, rompe piernas.
Nos incorporamos a un tramo viejo de la carretera de Olvera, que maravilla buen piso y una bajadita, relajamos las piernas y llegamos, otra vez, al río Guadalete. Nos preparamos para unas subiditas con bastante desnivel y algo trialeras, a ver quién inicia la subida. Juanma y Jorge animando a la gente, como siempre y a su manera claro, diciendo que llega la subida de la muerte, y ya llevamos 20 Km., casi la mitad del camino.

Nada a pedalear, el primer tramo se sube, no parece tanto como nos estaban diciendo. Llega una zona de suaves subidas y algunas bajaditas, por un camino poco transitado pero con buen piso. Nos agrupamos tras esta subida, Juanma sigue practicando brazos con el bombín y seguimos con la marcha.
Tras una curva, ahí está, esta es la que decíamos, comentan Juanma y Jorge, ya nos parecía demasiado fácil, nada a pedalear se ha dicho, esta si que es dura, el firme tiene piedras y algunas regueras por el efecto del agua, aquí no hay plato chico ni piñón grande que valga, antes o después todos echamos el pié a tierra. Subir andando empujando la bici es casi peor que subir pedaleando.
Reagrupamiento de nuevo y más prácticas de brazos, seguimos y llegamos a la carretera de las Madrigueras, casi el kilómetro 23. Que largos se hacen los kilómetros en este recorrido.

Paramos para ponerle una cámara a la rueda trasera de la bici de Juanma, que porquería de líquido, me ha dejado los guantes asquerosos y pegajosos. Que pestazo había en el sitio que paramos, allí olía a muerto.
Tomamos la carretera, una subida y una bajada, pasamos Las Madrigueras y tomamos por una pista de tierra ancha y con buen piso y llegamos al punto de inflexión, aquí ya empieza el predominio de las bajadas, con algunas subidas, torcemos a la derecha y continuamos por otra vía pecuaria, paralela al arroyo de la Dehesa.
Por aquí ya ha cambiado el paisaje, zona de cereal, olivos y pastos, con algo de monte.
Vamos por el kilómetro 27 y enfilamos ya en dirección a Puerto Serrano, como ya se nos han acabado las subidas duras y predomina la bajada, parece que esto será más rápido, error, hay que contar con las cancelas y los pasos de los arroyos. Que cantidad de cancelas cruzamos.

Pedaleamos por una carril que va por una zona baja de terreno, paralelo a varios arroyos, cruzando varios de ellos y saltando varias cancelas (la gente cierra las cancelas con candado).
Atravesando algunas zonas de pastos donde prácticamente no había indicios del camino, menos mal que eran cuesta abajo.
Llegamos por fin a la parte más interesante del recorrido, el cercado con las vacas del cortijo de los Conejos, todo el mundo parado en la puerta del cercado y todas las vacas mirándonos fijamente, a ver ¿que hacemos?, algunas están en medio del camino y nos miran fijamente.
Habrá que tirar para adelante y esperar a que se aparten, a pesar de nuestros temores los animales sólo nos miraron y se retiraron tranquilamente cuando pasábamos, pero no las teníamos todas con nosotros. Las retintas son animales que tienen mala leche, tienen algo de bravas, y cuando está criando son peligrosas y había varias que tenían terneros. Todo quedó en la anécdota.

Cruzamos el arroyo de Comares pedaleando, casi todos, y, que casualidad, he pinchado la rueda de atrás. Vaya mierda de cubiertas que llevan estas 29, parecen de chicle y pinchan con el picotazo de una mosca. A la sombra de una encina hacemos el cambio de cámara y tiramos para el cortijo.
Paco se ha adelantado y cuando llegamos el tío ha conseguido que la señora que vive allí nos de agua, fueron bastante amables y agradables.
Juanma se da cuenta que otra vez tiene la rueda pinchada, decide no cambiar la cámara y seguir practicando brazos, tira de bombín.

Recargamos los bidones y las mochilas con agua fresquita, íbamos todos secos, y enfilamos el camino en dirección a Puerto Serrano. Ya llevamos algo más de 36 km, todavía nos faltan 8, y el sol calienta lo suyo.
El camino es cuesta arriba con buenas pendientes que se hacen notar en las piernas, el cansancio es más psicológico que físico. Llegamos a la carretera y en este punto Paco toma la carretera y enfila hacia Puerto Serrano por la vía rápida y, por mas que le gritamos y silbamos, se hace el sordo. Los demás seguimos por una ruta alternativa, para evitar al máximo la carretera.
Juanma y yo paramos para que practique de nuevo con el bombín, y nos quedamos algo rezagados. Retomamos la marcha y Juanma pone la directa, me va dejando atrás. Me doy cuenta que el disco trasero me roza un poco, debe ser que he montado mal la rueda después del pinchazo, pero decido no parar para no quedarme atrás, estos con el olor a cerveza tan cerca no van a parar.

Tiro todo lo que puedo pero no consigo pillarlos, hacen una pequeña parada para el agrupamiento, y seguimos, pero yo me voy quedando poco a poco, pero ya estamos llegando. Juanma hace los últimos metros andando….


La recompensa es merecida…


Después de la cervecita me doy cuenta que también tengo pinchada la rueda delantera, vaya tela.
[Miércoles 26-06-2013] Paco Martínez Vega
Vamos a tener que cambiar el nombre del "dominio"... "El Club de los poetas vivos" ¡Que nivel está tomando el asunto! Muy buena crónica, si señor.